Qué saber antes de viajar a Indonesia

Como hacemos siempre, antes de nada te cuento los tips más importantes a la hora de planificar tu viaje. Te cuento con detalle qué saber antes de viajar a Indonesia.

Visado para Indonesia

Para la gran mayoría de nacionalidades no hace falta sacar visado si tu estancia no supera los 30 días. Si tu país figura en la lista de países exentos tan solo necesitarás 2 cosas para entrar al país:

  • Pasaporte en vigor con al menos 6 meses de validez.
  • Billete de salida del país dentro de los 30 días reglamentarios (A nosotros no nos lo pidieron, pero no te la juegues).

Ten en cuenta que si decides entrar al país sin visado no podrás extenderlo. No tendrás más remedio que salir y volver a entrar del país.

Si tu viaje excede los 30 días o tu país no está en la lista de países exentos, tendrás que tramitar tu visado. Tienes dos maneras de hacerlo:

  • Visado de Indonesia On Arrival: Tramitas y pagas 35€ por tu visado de 30 días al llegar al aeropuerto de Indonesia. Si quisieras estar más tiempo tendrás que gestionar una extensión de otros 30 días en alguna de las Oficinas de Inmigración de Indonesia. Cada extensión te costará 35€, tendrás que hacerlo durante los últimos 7 días de vigor y podrás hacerlo como máximo 2 veces.
  • Visado de Indonesia desde la embajada: Tramitas y pagas tu visado desde la embajada indonesia de tu país. Allí te gestionarán directamente un visado para los meses que vayas a estar en Indonesia (Máximo 3 meses). Te saldrá más barato y no perderás tiempo de tu viaje en las Oficinas de Inmigración de Indonesia.

¿Es barato Indonesia?

Indonesia es un país barato, muy barato, pero ni mucho menos tercermundista.

Para que os hagáis una idea, podrías comer por 2€, alquilar moto por 5€ y dormir en una habitación doble por 10€. Está claro, todo depende de cuan ostentosos seamos y de cuánto nos guste la buena vida… También hay que darse algún lujo con estos precios!!

Está de más decir que en los sitios turísticos los precios suben como la espuma. Especialmente en algunas zonas muy turísticas de Bali (Kuta, Legian, Seminyak…).

Durante todo el viaje intentarán sacarte algo más de dinero por ser turista… Pero si estás mínimamente espabilado, pagarás el mismo precio que pagaría cualquier otro indonesio.

La rupia indonesia

En Indonesia no nos sentimos tan estafados como en nuestro viaje a Cuba. En este país al menos no tienen una moneda específica para tongar al turista. Aquí todos pagamos con rupias indonesias.

El cambio con el euro en nuestro momento del viaje fue 1€=16.500 Rp. Aunque en el blog usaré Rp como abreviatura, también podrás verlo en muchos sitios como IDR (Indonesian Rupiahs).

¿Efectivo o tarjeta?

Es bastante complicado que tu banco te consiga rupias indonesias. Y en caso de que las consigan, ya sabes el rejón que te van a meter.

Lo mejor es que lleves efectivo y lo cambies en bancos, en BMC, en PT. Dirgahayu Valuta Prima o en Central Kuta Money Changes. Puedes cambiar en cualquier otro establecimiento oficial, pero para evitarte posibles timos, es importante que tenga a la vista el logotipo de la PVA Berizin. Es una pegatina de color verde que indica que es un establecimiento con licencia oficial del gobierno.

He de confesar que cambiamos un par de veces en establecimientos sin pegatina. Siempre por urgencia y pequeñas cantidades. Tuvimos la suerte de no tener problemas con billetes falsos, pero más vale prevenir que curar.

Si necesitas más dinero puedes sacar hasta un máximo de 2.500.000 IDR en cualquier cajero. Puedes hacerlo varias veces hasta conseguir la cantidad que quieras. Cada vez que lo hagas te costará un 4% de lo retirado + 4€ de comisión + un cambio bastante malo. Te recomiendo que eches un ojo a tarjetas como Revolut para que ahorres mucho dinero en este tipo de comisiones.

¿Cómo son los indonesios?

Indonesia es un país en el que su gente nos ha dejado fascinado.

Son muy amables, sospechosamente amables para lo que acostumbramos los europeos. Los primeros días del viaje estábamos un poco en alerta pensando que pretendían algo a cambio o que nos iban a engañar.

Tuvimos un par de incidentes con gente sospechosamente amable. En Yogya se presentó un tío en nuestro hotel diciendo que era “nuestro amigo”. Nos había ayudado a pedir un GrabCar, el pavo se quedó con la dirección y se plantó en el hotel por la noche para ver si queríamos salir con él. Imaginaros… No le dimos nuestra dirección ni nuestro teléfono y se plantó allí por la cara… Miedo, mucho MIEDO.

También en el este de Bali más perdidos que Wally un señor nos invitó a su casa en medio de la nada. Otra vez rechazamos la invitación pensando que nos iban a quitar los órganos y el pobre hombre fue más majo que las pesetas.

Pasados los días nos dimos cuenta de que ellos son así, te ayudan a todo e incluso te pueden llegar a invitar a un café a su casa después de charlar un poco. Por norma general, si tienes cualquier problema, te puedes fiar completamente de ellos.

Por poco que tengan, no esperan nada a cambio. Tan sólo quieren ser amables, aprender cosas, hablar contigo y practicar su inglés

La religión en Indonesia

En Indonesia conviven 3 religiones: El Islam, el Budismo y el Hinduismo.

Los turistas tenemos una visión bastante sesgada de lo que es Indonesia. Podrías caer en el error de pensar que, al igual que en Bali, la mayoría de la población indonesia es hindú. Nada más lejos de la realidad pues el 90% de la población es musulmana.

Si vas enseñando demasiado en ciudades poco turísticas y musulmanas ya sabes cómo te pueden mirar. Eso nos pasó un poco en Yakarta, que nos pillaron despistados el primer día.

Normas de vestimenta en los templos

Ni que decir tengo que tendrás que respetar las normas de sus religiones.

Para entrar en las mezquitas ya sabéis que no podemos ir enseñando demasiado nuestras carnes. Debemos ir con las piernas y los hombros bien tapaditos. Además, las mujeres tendrán que cubrir su pelo con un velo.

En los templos hindúes tendremos que llevar un “sarong”, una especie pareo para cubrirte las piernas. No te preocupes por el sarong, en todos los templos te prestan uno antes de entrar.

Respecto a los templos budistas siguen un poco las normas de las mezquitas con la excepción del velo.

Las ofrendas en Bali

Prácticamente el 100% de Bali es hindú. Verás miles de bandejitas con galletas, arroz, flores, incienso… Son ofrendas.

Te sorprenderá el tiempo que dedican todos los días en ponerlas por todos lados. Las que están dentro de sus casas/templos las ponen siempre en altillos. Sirven para atraer a los dioses buenos.

Las verás también en el suelo de las entradas de algunos sitios. Esto lo hacen para sacar a los dioses malos de sus casas/templos.

Tecnología en Indonesia

Algo que me sorprendió mucho, es que tecnológicamente están muy avanzados. Me atrevería a decir que casi igual de avanzados que el resto del mundo.

A veces su cultura y sus costumbres podrán confundirte bastante. Verás a la gente con aspecto desaliñado, comiendo con las manos y de cuclillas en el suelo… Pero si sigues observándoles verás que no son pobres, tienen su smartphone de última generación y su moto a la vuelta de la esquina.

Es realmente impactante. En el resto de países si ves a alguien haciendo esto es porque tiene dificultades económicas. Aquí no tiene nada que ver, es parte de su cultura y no significa absolutamente nada.

Tarjetas SIM para tener internet todo el viaje

Hablando de tecnología, en Indonesia podrás comprar tarjetas SIM para estar conectado a internet durante todo el viaje.

Nosotros nos hicimos con una cada uno más llegar a Yakarta. Las compramos en una tienda callejera por 100.000 Rp cada una. Eran de la marca TELKOMSEL y cada una tenía 2 GB para consumir en cualquier lugar del país.

Tened cuidado al comprarlas porque os venden que tienen más GB de lo que en realidad tienen. Parte de estos GB sólo sirven para una ciudad concreta o ciertas aplicaciones.

Las tarjetas son plug and play, las metes y a correr. Pero mejor hazlo delante suyo y así te aseguras que tienes datos antes de irte.

Serás incapaz de probar toda su riqueza gastronómica

La comida es muy rica y necesitas 7 vidas para probar toda su comida. Pero lo cierto es que comen todo con arroz, su pan es el arroz. Las condiciones higiénicas de algunos sitios pueden asustarse así que es probable que acabes tirando de TripAdvisor y acabes en donde acabamos todos los turistas con precios más elevados que los locales, que aun así, seguirán siendo bastante baratos. Si pasas muchos días como nosotros, la comida indonesia puede llegar a cansarte y acabaras buscando una pizza, pasta, hamburguesas… Te sabrán a gloria bendita. A nosotros nos encanta probar las comidas locales, pero llegó un punto en el que nos saturamos de ese tipo de comida y necesitábamos algo europeo. Os iremos recomendando algunos sitios ricos de comida local a lo largo del blog.

Usa GrabCar para largas distancias

Acabo con uno de los mejores tips que os puedo dar. Usad GrabCar para desplazamientos largos o cuando no dispongáis de moto. GrabCar es el Uber de Asia. En caso de no poder usar GrabCar, coged taxis de la compañía BlueBird, que son los más fiables sin duda alguna. Más abajo os contamos más detalles de esta aplicación móvil y las alternativas.

Cómo usar GrabCar en Indonesia

Hace pocos años estaban ambos, Uber y GrabCar, y había múltiples problemas con los taxistas, les rompían los coches y era peligroso cogerlos. Hace no mucho, GrabCar compró la parte de Uber y ahora es la aplicación reina de transportes. Se han acabado los problemas en la mayor parte de Indonesia, cogimos GrabCar en prácticamente todos los sitios sin ningún problema. En algunos sitios no está bien vista su entrada (Por ejemplo en aeropuertos o pueblos en los que los taxis tienen su propia mafia para cobrar precios elevados a turistas), pero son muy pocos sitios y al final se apañan para recogerte. Por ejemplo, nosotros en un aeropuerto subimos a la quinta planta de un parking y allí nos esperaba. No dejéis que los taxistas os acosen para que cojáis taxi ni que os vean usando la aplicación, usadla un poco apartados para evitar que os griten “NO GRAB”.

La aplicación funciona genial y te permite pagar en efectivo o con tarjeta. Tienes la seguridad de que tu viaje, al igual que en Uber queda guardado en su sistema, por lo que si pasase algo, saben perfectamente en qué coche y con quién te has subido. Si no conseguís que vaya a por vosotros ningún GrabCar porque los taxis tienen controlada la zona (Nos pasó alguna vez, pero muy pocas), coged un BlueBird, la empresa de taxis reina en Indonesia, la que ofrece mejor precio y siempre con taxímetro. Para que os hagáis una idea del ahorro que supone GrabCar y BlueBird os pongo un ejemplo, trayecto aeropuerto Denpansar – Uluwatu:

  • GrabCar: 120k IDR.
  • BlueBird: 220k IDR.
  • Otras compañías: 300k IDR.

Usad GrabCar siempre que podáis y sin miedo, siempre apartados del acoso de los taxistas para evitar que se pongan nerviosos, pero no os harán absolutamente nada más que deciros que ahí no se puede usar eso.

La única pega es que en algunos sitios como Kuta, Legian, Seminyak y otros lugares muy muy turísticos, la aplicación te da un precio y luego ellos te escriben para pactar otro precio más elevado, pero esto nos ocurrió únicamente en sitios mega-turísticos. Nosotros no aceptamos pagar nunca más de lo que ponía en la aplicación (Por orgullo) y al final dábamos con alguno que nos llevaba por el precio real y le dábamos una propinilla.

Alquila moto para moverte en ciudad

En Indonesia sin moto, no eres nadie. Es un país en el que hasta el más tonto tiene una moto para moverse. Exceptuando Yakarta que su tráfico es una auténtica locura, la moto es obligatoria si quieres disfrutar al 100% de este país y sentirte completamente libre. Sin moto te pasarás mucho tiempo encerrado en taxis durante atascos infinitos y no te sentirás libre ni podrás moverte con tanta facilidad. Más abajo os contamos cómo es circular por Indonesia y las cosas que necesitas saber antes de subirte a una moto en este país.

Cosas que tener en cuenta antes de coger la moto por Indonesia

Para empezar, en Indonesia se conduce por la izquierda, pero si en tu país se conduce por la derecha, no te preocupes, conduce despacio y con especial cuidado y acabarás adaptándote perfectamente. Para que te hagas una idea, tanto Mariet como yo, no habíamos cogido una moto en nuestra vida y no tuvimos problema alguno. En Madrid, nuestra ciudad natal, antes de emprender nuestro viaje practicamos unos días antes con las motos eléctricas ECooltra (Motos de alquiler por minuto, y en total practicaríamos unas 2-3 horas si sumamos lo de todos los días).

Dicho esto, para conducir en Indonesia te requieren dos cosas importantes:

El carnet internacional de conducir

Necesitas un permiso de conducción vigente para solicitarlo. Solicítalo en DGT con tiempo ya que las citas las dan para unas dos semanas después de solicitarla, pero eso sí, de la cita sales ya con tu carnet internacional hecho en ese mismo momento por unos 10€ p.p. Lo irónico de este precio es que sobornar a un policía en Indonesia te cuesta sólo unos 50k IDR (3 euros). A nosotros no nos pararon ni una sola vez y echando cuentas, nos tendrían que haber parado 3 veces a cada uno para que nos hubiera salido rentable el tema, pero aun así nosotros decidimos sacárnoslo e ir tranquilos. El carnet internacional te vale durante un año y para una infinidad de países.

Utilizar siempre el casco

Son muy estrictos con este tema, por lo que si te ven sin casco te van a parar sí o sí. Si quieres evitarte una posible parada de un policía (Y poner en riesgo tu vida) póntelo, pónselo.

Precios de las motos

Respecto al precio, las motos cuestan por lo general unos 60.000 IDR el día. Repostar, suele ser 10.000 IDR el litro en cualquier puesto de las calle, que suelen tener botellas rellenas de gasolina y son totalmente fiables. Los precios son más bajos en las gasolineras, pero por ese precio, no merece la pena ponerte a buscar una gasolinera (Hay poquísimas) cada vez que quieras echar gasolina. Simplemente reposta cuando te dé la gana en cualquier puestecillo de estos.

Arregla tú mismo la moto en caso de avería

Por las carreteras también verás bastantes talleres, se identifican fácilmente porque tienen una pila de neumáticos en la entrada. Si rompes algo de la moto, lo mejor es que lo repares tú mismo en estas tiendas, te saldrá muchísimo más barato que decírselo al casero y que te cobre lo que él crea oportuno. Nosotros rompimos un manillar de freno y nos lo arreglaron en 5 min por 80k para que os hagáis una idea del precio.

Alquílala en tu propio hotel

Lo ideal es alquilar la moto en tu propio hotel, por confianza y por comodidad. En el caso de que no tengan, te conseguirán una rápido. Si ves algún desperfecto, coméntaselo y hazle una foto, pero no creo que tengas ningún problema de este tipo, las motos por lo general estaban en muy buen estado y los indonesios son por lo general personas de confianza.

Aparca siempre en parking

Normalmente en los sitios más turísticos hay parkings y te cobran entre 2k-5k IDR por aparcar. Mi consejo es que aparques en los parkings y los pagues. Te aseguras tener la moto vigilada y que no le va a pasar nada por una cantidad irrisoria de dinero.

Truco para guardar los cascos

Al aparcar, si sois dos, no podréis guardar ambos cascos. La gente los deja encima de la moto sin más. Nosotros al principio los dejamos encima de la moto y nunca pasó nada, pero al ver a un alemán con su novia haciendo un truquillo nos gustó y se lo copiamos. Guardaban un casco en el cajón de la moto y del otro metían la correa, quedando ambos bajo llave. Si quieren te lo pueden robar cortándote la correa, pero como todo el mundo deja su casco encima de la moto sin más ¿Para qué se van a poner a hacer eso en tu moto si alrededor hay miles de cascos sueltos? De todas maneras os aseguro que aunque lo dejéis encima de la moto sin más, nadie os lo va a quitar, así los deja todo el mundo, pero nosotros usando este truco nos quedábamos más tranquilos.

Vídeo del viaje

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*