Qué ver en Sofía durante 2 días

Escapada a Sofía

En esta entrada te contamos qué ver en Sofía durante 2 días. Qué visitar, qué hacer, dónde comer y todas las opciones que te ofrece la gran capital búlgara.

Cada año que pasa, Bulgaria está más y más de moda. Gracias a los buenos precios que ofrecen algunas las compañías aéreas, la gente se está animando cada vez más a visitarla. Así es como nosotros decidimos visitar esta ciudad, buscando unos vuelos baratos en Skyscanner.

Buscando y buscando encontramos unos vuelos para un fin de semana con Wizz Air por 80 € p.p. Con estos precios, sin dudarlo, pusimos rumbo a uno de los viajes más randoms de nuestra vida… ¿Quién coño se va a visitar Sofía? ¿Qué cojones hay allí? Pues bien, para eso escribo este post, para abrir al mundo esta ciudad tan desconocida.

Qué saber antes de viajar a Bulgaria

Es un país barato y relativamente pobre

Bulgaria, pese a estar en la Unión Europea, su economía aún está bastante por debajo del resto de los países miembros. El sueldo medio de un búlgaro ronda los 500 €/mes.

Todo está bastante barato, acorde a la situación económica del país. Para que te hagas una idea, una botella de agua te costará 1 lev y podrás comer/cenar bastante bien por unos 15-20 levs.

Durante el viaje percibimos bastante pobreza. Los mendigos se refugiaban del frío en las iglesias, los monumentos y edificios estaban bastante descuidados y la gente por la calle vestía con ropa bastante vieja… He de confesar que obviamente no sientes la misma seguridad que sentirías en un Madrid, París, Berlín… Pero si tomas las precauciones básicas que tomarías en cualquier otra ciudad, no tendrás ningún problema.

La moneda local: El Lev

Su moneda oficial es el lev, siendo 1€=1,95 levs.

Lleva siempre un poco de efectivo porque el uso de la tarjeta de crédito no está tan extendido como en otros países europeos.

El mejor cambio lo conseguirás llevando efectivo y cambiándolo en cualquier oficina de cambio. Si te surgiera cualquier imprevisto, en la mayoría de sitios podrás pagar en euros, pero seguramente te aplicarán un cambio bastante malo.

Hacer fotos dentro de los monumentos cuesta dinero

Aunque entrar a casi todos los monumentos es gratis, creo que Bulgaria es de los pocos sitios en el mundo en el que te cobran dinero por hacer fotos dentro de sus monumentos.

Es un poco surrealista pero si no pagas, te obligan a borrar la foto… Se pondrán un poco intensos y no te dejarán tranquilo hasta que la borres. Ahórrate ese mal rato.

Las klek-shops o “tiendas de arrodillarse”

Las klek-shops son las tiendas más peculiares y tradicionales de Sofía.

Son tiendas situadas en sótanos con una ventanilla a ras de suelo para atender al cliente. Tendrás que agacharte para estar a la altura del vendedor. Es por eso que reciben este nombre, proviene del verbo “Kliakam”, que significa agacharse en búlgaro.

Con la caída del comunismo en el año 1989, se volvió a legalizar la propiedad privada despertando el espíritu emprendedor de la población. La situación económica era muy complicada, lo que provocó que la gente aprovechara los sótanos (los alquileres más baratos) para vivir y montar sus propias tiendas a pie de calle.

En la propia fachada exhiben los productos que venden. Suelen ser bebidas, chocolatinas, tabaco, alcohol… Más o menos lo que te venden en cualquier “chino”. La mayoría de ellos están abiertos prácticamente las 24h del día.

Poco a poco, la realidad económica está cambiando y los klek-shops se están reconvirtiendo en restaurantes de moda y otro tipo de locales. Cada vez quedan menos, pero si rebuscas un poco, aún puedes encontrarlas fácilmente por la calle.

klek-stores en Sofía

klek-stores en Sofía

Las Martenitsas en Marzo

Si vas en Marzo como nosotros, adéntrate en su cultura y cómprate una Martenitsa. Las Martenitsas son pequeños adornos hechos con lana blanca y roja. El blanco simboliza pureza, inocencia, alegría. El rojo simboliza vitalidad, alegría, salud y amor.

Las Martenitsas pueden tener todo tipo de formas: Escobillas, figuras humanas, broches… Pero lo más habitual es verla en forma de pulsera. Las venden por todos lados, cómprate una e intercámbiala con tus compañeros de viaje diciendoChestita baba Marta”(“Feliz Abuela Marzo”).

Cuando recibas una, deberás llevarla puesta desde el 1 de Marzo hasta que veas una cigüeña o se acabe el mes de Marzo. Cuando cualquier de estas cosas ocurra, deberás atarla a un árbol que esté brotando. Te dará suerte en todo lo que estos colores representan.

Es muy bonito ver todos los árboles con estos adornos rojiblancos durante Marzo y Abril. Supongo que será porque lo llevo en la sangre… ¡¡ Sí !! Soy del Atleti jajaja.

Con nuestras Martenitsas
Con nuestras Martenitsas

Haz un freetour y empápate de su historia

Para conocer la historia de cada insignificante muro, te recomiendo que hagas un Free tour. Es la mejor forma de conocer la historia de esta ciudad: Su diversidad religiosa/cultural, el imperio soviético, la Segunda Guerra Mundial y la antigua ciudad romana de Serdica.

Nosotros reservamos nuestro free tour en español en la página oficial de Free Tour. Nos encantó y nuestra guía nos enseñó un montón de cosas que hubiéramos pasado por alto.

Visítala antes de que se masifique

La verdad es que Sofía está muy poco explotada turísticamente y lejos de ser una crítica, esto nos fascinó. Sus iglesias, sus catedrales, sus monumentos… Al no haber dinero para restauraciones, todo está prácticamente tal cual se ha conservado, y esto es algo que le diferencia del resto de las ciudades europeas.

No hagas ni caso de la gente que te diga que es una mierda, que allí no hay nada. Abre tu mente y prepárate para visitar una ciudad, que sin estar tan adaptada al turista, tiene un montón de cosas que visitar. No seas tonto, conócela antes de que se globalice y se llene de turistas.

Dónde alojarse en Sofía

Sofía es una ciudad bastante pequeña, podrás ir andando prácticamente a todos lados. Con alojarte en un hotel relativamente céntrico, no te hará falta coger ningún medio de transporte.

Nosotros nos alojamos en Central Hotel Sofia por 67€/noche con un desayuno bastante decente. Tienes opciones bastante más económicas, pero por esos precios, puedes coger un señor hotel.

Dónde comer en Sofía

En el Free Tour nos recomendaron comer en Izbata Tavern, una pequeña taberna que sirve comida casera. Aquí podréis probar la auténtica comida búlgara y degustar los platos más típicos de Bulgaria: Salata shopska (una ensalada), Musaka(el más rico) o el Shkembe Chorba (jamás en la vida me volvería a pedir eso). Salimos bastante bien comidos por menos de 20 levs p.p.

La verdad es que, en general, la comida búlgara no nos apasionó demasiado. Pero ya que estás allí, tendrás que probarla.

Otro restaurante de comida búlgara que visitamos fue Moma Bulgarian Food and Wine. Este restaurante ya no era de comida casera sino un poco más refinada y adaptada al turista. Quizás por eso, he de admitir que nos gustó bastante más este restaurante. Salimos a unos 30 levs por cabeza.

Izbata Tavern es el típico restaurante de comida casera mientras que el Moma Bulgarian Food and Wine es más modernillo y adaptado al turista.

Qué visitar en Sofía

Catedral de Alejandro Nevski

Es el monumento más emblemático de Sofía, una de las catedrales ortodoxas más grandes del mundo. A simple vista te recordará a Rusia y no andas mal encaminado. El motivo de su construcción fue honrar a los más de 20 rusos que murieron durante la Guerra de Liberación de Bulgaria. Con la ayuda del zar Alejando II de Rusia, los búlgaros consiguieron echar a los otomanos tras varios siglos de colonización.

Es una preciosidad, tiene un tamaño colosal. Sus cúpulas doradas y verdes lo convierten en una de las catedrales más bonitas del mundo. Lo más espectacular es su fachada exterior, pero no por ello dejes de visitar su interior, está decorado con multitud de frescos e iconos ortodoxos.

Está abierta de 7:00 a 18:00 y la entrada es completamente gratis. Pero si quieres visitar su cripta, te costará 8 levs.

Dentro hay un hombre con barba larga y aspecto desaliñado que se encarga del cuidado de la catedral. Nos vio hacer una foto y vino escopetado con cara de loco para pedirnos 10 levs. Al negarnos a darle ni un duro, el tío nos obligó a borrarla, surrealista… Accedimos porque se puso muy intenso y la foto realmente no era nada del otro mundo. Estuvimos un rato riéndonos con las caras de susto que ponían los turistas cuando iba como un loco a exigirles que borraran sus fotos si no le pagaban.

Justo enfrente de la catedral podrás visitar un mercadillo de antigüedades. Venden antigüedades de la Segunda Guerra Mundial, tanto del ejército soviético como del ejército nazi. Aunque nadie te asegura que sean reales, dan bastante el pego. Merece la pena que le eches un vistazo.

Iglesia de Santa Sofía

A pocos metros de la catedral de Alejando Nevski, se encuentra la iglesia de Santa Sofía. Es la iglesia más antigua de la capital búlgara y la que da nombre a la ciudad. La entrada es totalmente gratis.

Durante el largo período de dominación otomana se colocaron dos minaretes y se empleó como mezquita. Tras un terremoto fue abandonada y después de que Bulgaria lograse su independencia, se restauró como iglesia ortodoxa.

Esta iglesia es una de las más auténticas que hemos visitado en la vida. Hoy en día sigue construida con ladrillo rojo, el aspecto del templo es casi idéntico al de aquella época. Algo que también nos impactó bastante fue que dentro de esta iglesia vimos a muchos mendigos refugiándose del frío. Para ellos éste es el único lugar en el que resguardarse del frío invierno de Bulgaria.

Junto a la fachada de la iglesia podrás ver la tumba del soldado desconocido. Este monumento no es un homenaje específico a una guerra sino a todos los soldados que murieron defendiendo el país.

Detrás de la iglesia se encuentra la tumba de Iván Vazov, el prestigioso poeta que tanto luchó por la libertad de Bulgaria.

El cuadrado de la tolerancia

Es alucinante la tolerancia cultural y religiosa de Sofía. En el mismo corazón de la capital búlgara, a menos de 1 km de distancia entre sí, conviven sin ningún tipo problema una catedral ortodoxa, una mezquita, una sinagoga y una catedral católica.

Catedral de Sveta Nedelya

Es una catedral católica que se parece muy poco a la original que fue destruida tras un acto terrorista. Se considera como uno de los peores actos terroristas pues fue perpetrado por compatriotas búlgaros.

El gobierno de entonces ilegalizó el partido comunista y algunos miembros decidieron tomarse la justicia por su mano. El día 16 de Abril de 1925, durante el funeral de un importante general, se esperaba que asistiera el rey junto con miembros del Gobierno y la plana mayor del Ejército. Ese mismo día explotaron la cúpula de la catedral para que cayese encima de todos los asistentes. Murieron 128 personas pero curiosamente salieron ilesos tanto el rey, que se ausentó por otro compromiso funerario, como el resto de los miembros del Gobieno.

En la fachada de la iglesia podrás ver una placa conmemorativa para todos los que fallecieron en este acto tan terrorífico.

La entrada a la catedral es gratis y abre de 9:00 a 19:00. Como en el resto de catedrales, tendrás que pagar 10 levs si quieres hacer fotos en el interior (Si te pillan). Merece la pena que entres a visitar su enorme cúpula y los numerosos frescos, iconos y adornos dorados que dan vida a toda la catedral.

En la Catedral de Sveta Nedelya
En la Catedral de Sveta Nedelya

Mezquita Banya Bashi

La mezquita Banya Bashi fue construida por el mejor arquitecto otomano de todos los tiempos, Mimar Sinan, constructor de entre muchas otras cosas, de la Mezquita Azul de Estambul.

Su nombre se debe a que fue construida sobre una zona de aguas termales. De hecho, pocos metros detrás de la mezquita, tienes los antiguos Baños Centrales de Sofía. Estos baños son ahora el Museo Histórico de Sofía y desde aquí tendrás las mejores panorámicas de la mezquita.

Actualmente, es la única mezquita histórica que sigue abierta al culto islámico en Sofía. Está abierta al público, puedes visitarla de 5:00 a 20:00 completamente gratis. Una vez dentro, podrás disfrutar de su preciosa decoración con infinidad de azulejos de colores y numerosas citas del Corán.

Pueden entrar tanto hombres como mujeres, siempre y cuando la vestimenta sea la adecuada. Como en toda mezquita tendrás que entrar descalzo, y en caso de ser mujer, llevar un velo que te darán en la entrada. Mariet usó su bufanda de una manera muy apañada.

La Sinagoga de Sofía

Justo enfrente del Mercado Central de Sofía te encontrarás con la Sinagoga de Sofía. Es la segunda sinagoga sefardí más grande de Europa. Actualmente es el único lugar de culto para los judíos en Sofía.

Además de disfrutar de su espectacular belleza externa, merece la pena echar un vistazo por dentro. Podrás visitarla de 9:00 a 16:30 pagando una entrada de 2 levs. En su interior destaca su decoración con mármoles y la gigantesca araña que la ilumina.

La sinagoga alberga también un museo con dos exposiciones permanentes: “Las comunidades judías en Bulgaria” y “El Holocausto y el rescate de los judíos en Bulgaria“. El primero te cuenta cómo vivían los búlgaros y el segundo te cuenta cómo salvaron a miles de judíos búlgaros durante la Segunda Guerra Mundial.

En la Sinagoga de Sofía
En la Sinagoga de Sofía

Catedral de San José

Cerramos el cuadrado con la Catedral de San José, el templo católico más grande del país. Es una construcción muy moderna porque la original fue destruida por bombardeos en la Segunda Guerra Mundial.

Se inauguró en el 2006, 4 años después de que el mismísimo Papa Juan Pablo II pusiera la primera piedra en reconstrucción. De ahí que veas una estatua suya justo al lado de esta iglesia.

Esta catedral se puede visitar todos los días de 08:00 a 19:00 completamente gratis. Exceptuando los Domingos, que cierran de 15:00 a 17:00.

Plaza Nezavisimost

Esta plaza se encuentra en la parada de metro Serdica. En esta plaza estaban los edificios más importantes de la época soviética. Donde ahora cuelga la bandera de Bulgaria, antes colgaba la bandera comunista.

Al otro lado de la plaza veremos la estatua de Sofía, la patrona de esta ciudad. En este mismo lugar estaba la estatua de Lenin hasta que en 1989 se decidió retirar todos los símbolos comunistas de esta plaza.

Los yacimientos de Serdica y la Iglesia de Sveta Petka

Justo debajo de la plaza Nezavisimost, está la parada de metro Serdica. Se llama así porque en su interior alberga una gran cantidad de ruinas de la antigua ciudad romana de Serdica.

Al salir del metro te toparás con la Iglesia de Sveta Petka, una iglesia que construyeron sumergida en la tierra. Durante la dominación otomana, la religión ortodoxa se toleraba con la única condición de que las iglesias no se vieran.

Al lado de esta iglesia tendrás uno de los yacimientos mejor conservados de la antigua ciudad de Serdica. Aquí podrás hacerte fotos bastante chulas con la mezquita de fondo.

Mercado central de Sofía

Lo más interesante de este mercado es su arquitectura. La fachada es realmente bonita, como todos los edificios emblemáticos de Sofía.

Por dentro no es nada del otro mundo, es un mercado normal y corriente. Pero para los foodies como nosotros… Siempre gusta mirar y curiosear en mercados extranjeros.

Museo de Historia Regional de Sofía – Los antiguos Baños Centrales

Justo detrás de la Mezquita Banya Bashi te encontrarás con el museo de Historia Regional de Sofía. Desde aquí tendrás las panorámicas más bonitas de la mezquita.

Si has estado en Budapest, este edificio te recordará a sus baños termales. Y no andas desencaminado porque fueron los Baños Centrales de Sofía. La actual ubicación de Sofía fue elegida por los romanos por los baños minerales que había en este lugar.

Este edificio fue convertido en museo debido a su mal estado. Es una opinión personal, pero es una pena que no se hayan conservado como baños termales. Creo que tendría mucho más éxito entre los turistas.

La principal atracción para los turistas son los bebederos de agua mineral natural que continúan brotando. También verás a locales que llenan sus garrafas para llevarse este agua a sus casas. El agua de estas fuentes, aunque sabe como a azufre y está caliente, es totalmente potable, es más, dicen tiene propiedades curativas.

La Iglesia Rusa de San Nicolás

Es una iglesia ortodoxa que fue construida tras la liberación de Bulgaria. Cuando los rusos expulsaron a los otomanos derribaron la que era la mezquita de Saray y construyeron esta iglesia. Se la conoce como la Iglesia Rusa de San Nicolás el milagroso porque fue construida en honor al zar de la época, Nicolás II.

Se terminó en 1914 y en su construcción participó buena parte del equipo que había trabajado en la catedral de Alejandro Nevski.

Fue construida con el objetivo de ser la iglesia oficial de la comunidad rusa en Sofía. Si te fijas, este edificio poco tiene que ver con el resto de monumentos búlgaros. Si le ves tan adornado y tan bonito es porque el exterior fue recientemente restaurado por el gobierno ruso.

La puedes visitar por dentro de 7:30 a 18:00 completamente gratis. No se parece en nada a las iglesias que acostumbramos a visitar en Europa. Por dentro tienen mucha decoración dorada pero a la vez humilde y da la impresión de ser todo muy antiguo.

Teatro Nacional Ivan Vazov

Es el teatro más antiguo e importante de Bulgaria. Lleva este nombre porque está dedicado a Ivan Vazov, un prestigioso poeta búlgaro.

Su fachada principal es realmente maravillosa y está orientada a los jardines dejando una estampa preciosa.

El Teatro Nacional Ivan Vazov
El Teatro Nacional Ivan Vazov

Iglesia de Sveti Georgi

Se considera el edificio más antiguo de Sofía. Lo levantó el Imperio Romano en el siglo IV (época en la que vivió aquí Constantino el grande). Frente a la iglesia aún quedan vestigios de la que fue la antigua ciudad de Serdica.

Está construida en ladrillo rojo. Inicialmente fue un baptisterio, más tarde fue iglesia y después se utilizó como mezquita durante la ocupación otomana. Finalmente, tras la liberación de Bulgaria volvió a convertirse en la iglesia que es hoy en día.

En la Iglesia de Sveti Georgi
En la Iglesia de Sveti Georgi

La ubicación de esta iglesia es bastante surrealista. Está en una especie de patio rodeado por edificios modernos, lo que la ha hecho ser también conocida como la Rotonda de San Jorge. Es bastante curioso el contraste de este templo tan antiguo con los edificios tan modernos que lo rodean (el Hotel Sheraton y el edificio de la Presidencia del Gobierno).

Abre de 11:00 a 17:00 y la entrada a la iglesia es gratuita. Los frescos de su interior son una auténtica joya, son del siglo X y están prácticamente intactos.

Tuvimos la suerte de visitarla en plena misa y la verdad que la escena parecía estar sacada de una película.

Boulevard Vitosha

El Bulevar Vitosha es la calle principal del centro de Sofía. Está llena de tiendas, restaurantes y cafeterías elegantes. Va desde la Plaza de San Nedelya hasta el Parque del Sur.

Muchas marcas de alta gama tienen sus tiendas en esta calle: Versace, Bulgari, D&G, Boss… Aquí, aunque estés en Bulgaria, no vas a encontrar nada mucho más barato que en el resto de Europa. Pero sí que te recomiendo dar un agradable paseo por esta calle de “los ricos“.

Paseando por Boulevard Vitosha
Paseando por Boulevard Vitosha

Otras cosas que visitar en Sofía

Si estás más días en Sofía y tienes ganas de ver más cosillas aquí te dejo una lista de las cosas que podrías visitar.

  • Iglesia de Sveti Sedmochislenitsi: Sin alejarte demasiado del centro, es una iglesia ortodoxa más que añadir a tu lista.
  • Museo Nacional de Bulgaria: Es el museo más importante de Bulgaria, pero está bastante alejado del centro. Aquí podrás hartarte a aprender cosas sobre la historia de este país.
  • Iglesia de Boyana: es una iglesia ortodoxa búlgara de la época medieval. Está situada en las afueras de Sofía, en el barrio de Boyana.
  • Plovdiv y su teatro romano: Sin duda una de las mejores opciones es que hagas una excursión a Plovdiv. Es una ciudad muy bonita llena de reliquias históricas, entre ellas su teatro romano. Plovdiv está a unas 2h de Sofía.
  • Monasterio de Rila: Es de esta lista la que más me hubiera gustado visitar pero está a casi 2h desde el centro de Sofía. Es un monasterio precioso en medio de las montañas.

Vídeo del viaje

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*