Ruta de 2 días por el este de Bali

En este post voy a ayudarte a planificar tu ruta de 2 días por el este de Bali. Disfrutarás de sus increíbles templos rodeado de una naturaleza salvaje.

Bienvenido a la zona más salvaje de Bali, la última parada de nuestra ruta de Bali por zonas. En esta zona de la isla recorrerás en moto unos paisajes alucinantes con grandes campos de arroz y pequeños pueblos autóctonos.

Además, en esta zona de la isla están 3 de los templos que forman el Sad Kahyangan, los 6 templos más sagrados de Bali.

Cómo llegar al este de Bali desde Ubud

Como ya te conté en Qué saber antes de viajar a Indonesia, para trayectos tan largos y con mochilas a cuestas, Grab será tu mejor aliado en este viaje. Una vez más, usamos esta app para mudarnos de Ubud hasta el este de Bali.

En viajes tan largos es posible que algunos conductores te rechacen el viaje varias veces. Algunos incluso te escriben por Whatsapp para negociar un precio más alto del que marca la app. Simplemente niégate e insiste hasta que topes con un conductor honrado. El trayecto dura poco más de 1h y nos costó 250.000 Rp.

¿Por qué alojarte en el este de Bali?

Si quieres conocer bien el este de Bali, deberías alojarte mínimo un par de noches en esta zona.

Hay varios imprescindibles que están demasiado alejados como para visitarlos en una sola excursión desde Ubud.

Para empezar, en esta zona de la isla están 3 de los templos que forman el Sad Kahyangan, los 6 templos más sagrados de Bali.

  • El templo madre (Pura Besakih): 1h y 15min desde Ubud.
  • Pura Lempuyang: 2h desde Ubud.
  • Pura Goa Lawah: 1h desde Ubud.

Tampoco puede faltar en tu lista Tirta Gangga, que está bastante cerca de Pura Lempuyang.

Con estas distancias estarías la mayor parte del tiempo encerrado en un coche y apenas podrías disfrutar de los paisajoes tan brutales que hay esta zona de la isla.

Y ya ni comentamos la locura que sería hacerte todos esos km en moto… Te recomiendo que elijas un hotel por la zona de Sidemen, y una vez allí, te alquiles una moto para visitar los templos tranquilamente.

Te voy avisando que harás varias paradas por el camino, los campos de arroz que te irás encontrando te dejarán boquiabierto. La naturaleza en esta zona es una auténtica salvajada, merece muchísimo la pena que te pierdas con la moto entre aquellos maravillosos paisajes.

Además, si vas a seguir nuestra ruta por Indonesia, a través del puerto de Padangbai podrás enganchar fácilmente con las Islas Gili.

Dónde alojarte en el este de Bali

En qué zona alojarte

Las dos mejores zonas para hospedarse en el este de Bali son Sidemen y Candidasa. La mejor ubicada es Sidemen por su cercanía a los puntos turísticos más importantes de la zona. Sin embargo, Candidasa es una buena alternativa para los más playeros.

Nuestro viaje ya tenía suficiente dosis de playa, veníamos de estar 2 días en Uluwatu, 2 días en las playas de Kuta y nuestro siguiente destino eran las Islas Gili. Así que decidimos alojarnos cerca de Sidemen para disfrutar de su naturaleza y visitar fácilmente 3 templos principales del este de Bali.

Vistas desde nuestra habitación en el este de Bali (Sweet Escape)
Vistas desde nuestra habitación en el este de Bali (Sweet Escape)

El hotel Sweet Escape

Para el este de Bali, veníamos de estar 4 días en Ubud, así que buscamos un hotel en el que desconectar de tanto alboroto y tanto turisteo.

Decidimos alojarnos en Sweet Escape y la verdad que no pudimos elegir mejor. Es un auténtico paraíso, un remanso de paz en el que descansar y conectar con la naturaleza.

El hotel está en Selat, un pueblo pequeñito a 10 min de Sidemen. Está en medio de la nada, rodeado de unos paisajes impresionantes, una vegetación salvaje y grandes campos de arroz. Está tan perdido de la mano de dios que ni el conductor del Grab conseguía encontrarlo.

Nada más llegar nos dieron una habitación preciosa con unas vistas privilegiadas a los campos de arroz.

Nos costó 50€/noche y negociamos con el dueño que nos incluyese uno de esos fantásticos «floating breakfast» con el todos hemos soñado alguna vez. El «floating breakfast» es uno de esos desayunos tan chulos que te sirven en una especie de cesto flotando en la piscina. Cuando reserves, puedes probar a decirle que vas de nuestra parte, a ver si hay suerte y os hace lo mismo😉.

Cenamos todos los días en el hotel, la comida estaba realmente rica y a muy buen precio.

Aunque esté en medio de la nada, tiene una ubicación privilegiada. Está a tan solo 30 min de Pura Besaik, 45 min de Pura Goa Lawah50 min de Taman Tirtagangga y Pura Lempuyang Luhur. En el mismo hotel puedes alquilar una buena moto por 60.000 Rp/día para hacer una ruta muy chula que voy a contarte en el siguiente apartado.

Si tu siguiente parada es alguna de las Islas Gili, en el mismo hotel te ayudan a reservar un taxi y el ticket de Ferri.

Mapa de la ruta de 2 días por el este de Bali

Aquí os dejo un mapa para que veáis mejor la ruta que hicimos por el este de Bali.

  • La ruta del primer día en rojo.
  • La ruta del segundo día en azul.
  • Y las mejores playas del este de Bali en amarillo.

Día 1 de ruta por el este de Bali

Para empezar el día decidimos visitar Sidemen y disfrutar un poco de la vida rural balinesa de un lugar no tan turístico.

Sidemen, un pueblo precioso en el este de Bali

Como ya te he comenté, Sidemen es una de las mejores opciones para alojarte en el este de Bali. Si decides alojarte en alguna zona colindante, merece la pena que hagas una parada técnica y eches un ojo a este precioso pueblo.

Contempla los campos de arroz, date un paseo por sus pequeñas calles y disfruta observando lo que es una vida humilde y sin estrés. Al contrario que en Ubud, aquí sí que encontrarás auténticos arrozales muy alejados de las aglomeraciones de turistas. Si tienes tiempo puedes hacer caminatas por libre o con algún guía.

Una vez explorado este pueblo tan bonito, tocaba poner rumbo a Pura Besakih.

Disfruta de este trayecto de 35 min en moto porque es de los paisajes más bonitos que pudimos disfrutar en Bali.

Pura Besakih: El Templo Madre

El templo Pura Besakih, también conocido como el Templo Madre, es el templo más importante de la isla de Bali. Fue nombrado Patrimonio de la Humanidad en 1995 y es una visita imprescindible para todo aquel que vaya a recorrer esta isla.

Pura Besakih está construido a 1.000 metros sobre el nivel del mar, en las faldas del sagrado Monte Agung.

En el Templo Madre de Bali
En el Templo Madre de Bali

La historia de Pura Besakih

Pura Besakih es un complejo formado por un total de 23 templos distribuidos en 6 niveles de estructura piramidal.

Los indonesios le tienen un cariño especial porque este templo ha sobrevivido a numerosos terremotos y a la gran erupción del volcán Agung en 1963. Ésta última fue devastadora, murió muchísima gente, pero el templo salió prácticamente ileso, algo que los indonesios consideran realmente milagroso.

Cuatro de los templos del complejo reflejan las cuatro formas de Dios mediante los puntos cardinalesPura Batu Madeg al norte, Pura Kiduling Kreteg en el sur, Pura Gelap en el este y Pura Ulun Kulkul en el oeste.

Al igual que Prambanan, también tiene 3 templos dedicado a la Trimurti, que es la representación que tiene el dios hinduista en sus tres formas: Shiva (el Destructor), Brahma (el Creador), Visnú (el Preservador).

En lo más alto del Templo Madre se encuentra Pura Pangubengan, el templo oscuro, que según los propios balineses, divide el cielo y la tierra. Está construido con piedra volcánica y tiene unas vistas espectaculares.

Pura Besakih es el templo con más merus de 11 niveles (los más importantes). Los merus son esas torres esbeltas de madera y paja que tanto nos recuerdan a las pagodas chinas. El número de niveles es siempre impar y oscila entre 3 y 11 según su importancia.

La visita a Pura Besakih

Pura Besakih abre todos los días de 8:00 a 18:00.

La entrada cuesta 60.000 Rp p.p. y nada más entrar te ofrecen los servicios de un guía. Aunque intenten convenceros de lo contrario, no es obligatorio que un guía os acompañe por el interior del templo. Podéis entrar por vuestra cuenta, siempre y cuando llevéis puesto vuestro correspondiente sarong.

He de confesar que a nosotros nos hicieron bien el lío… Pasamos de largo la entrada con nuestra moto y un guía cogió su moto y nos persiguió hasta el parking. Nos dijo que era obligatorio pasar con guía y que él lo haría completamente gratis. Accedimos y he de confesar que mereció bastante la pena.

Estuvimos casi 2h recorriendo el templo mientras nos contaba montón de cosas superinteresantes del templo y de la cultura balinesa.

Pura Besakih tiene un carácter especial para las familias balinesas y su sistema de castas. Cada familia/comunidad, dependiendo de la casta a la que pertenezca, visitan el templo que tengan asignado durante ciertos días del año. Una vez hayan visitado el templo al que pertenecen, van al templo principal Pura Penataran para finalizar sus rituales religiosos.

Durante la visita nos encantó cruzarnos con una de esas ceremonias familiares. En Pura Besakih se celebran cientos de ceremonias al año, raro sería que tú no te topases con alguna.

La estampa es simplemente impresionante, familias con sus atuendos de gala realizando sus ceremonias bajo la atenta mirada del Monte Agung.

Al pobre guía también le tocó hacer de fotógrafo privado durante toda la visita jajaja. Así que al acabar la visita nos dio penilla y supongo, que tal y como tenía planeado, le dimos una propinilla de 60.000 Rp.

Pura Goa Lawah

Otra visita que deberías hacer si tienes tiempo en este primer día es Pura Goa Lawah.

Está un poco alejado de todo, 1h en moto desde Pura Besakih y a 40 min de Sidemen.

Es el templo más antiguo de Bali y es muy conocido por ser el templo que alberga millones de murciélagos en su interior.

Pura Goa Lawah, al igual que Pura Besakih, pertenece al selecto club del Sad Kahyanganlos 6 templos más sagrados de Bali.

Cuenta la leyenda que el Goa Lawah es el refugio de la gran naga sagrada Basuki, personaje mitológico que vela por la buena sintonía entre los dioses buenos y los malos. Se dice que esta cueva está conectada con el mismísimo Monte Agung y el Templo Madre (Pura Besakih).

Aparte de la cueva, en el complejo podrás visitar pequeños santuarios, acompañados de los omnipresentes merus.

Abre todos los días de 8:00 a 18:00 y la entrada cuesta 15.000 Rp p.p.

Día 2 de ruta por el este de Bali

Tras disfrutar del espectacular «floating breakfast» en Sweet Escape, comenzaba uno de los días más bonitos de nuestro viaje.

Comenzaríamos subiendo hasta Tirta Gangga para después visitar Pura Lempuyang Luhur y acabar el día disfrutando de un fantástico atardecer en la playa.

El camino hacia Tirta Gangga es maravilloso, 40 min de trayecto repletos de una naturaleza salvaje, paisajes totalmente verdes, arrozales a ambos lados de la carretera… Una ruta con unos paisajes de ensueño que atraviesa algunos pueblecitos autóctonos.

Taman Tirta Gangga: El palacio del agua

Tras haber disfrutado como niños de este maravilloso trayecto, llegamos a Tirta Gangga, el famoso palacio del agua.

Sí, has leído bien. Al contrario de lo que mucha gente piensa, Tirta Gangga no es un templo, sino un palacio real.

Cruzando el famoso estanque de Tirta Gangga
Cruzando el famoso estanque de Tirta Gangga

La Historia de Tirta Gangga

Tirta Gangga fue construido en el año 1948 por Anak Agung Anglurah Ketut Karangasem, el último rajá (rey) de Karangasem. La construcción de estos jardines se convirtió en su hobby favorito y no sólo fue su arquitecto, sino que también bajó al barro y ayudó mucho trabajando codo con codo con sus trabajadores.

Es comúnmente conocido como “las piscinas del rey”. Y es que, aunque la familia real ya no tiene ningún poder en Bali, sigue teniendo propiedades tan bonitas como ésta.

Los jardines de Tirta Gangga tienen de todo: fuentes, duchas, estanques, piscinas… Y ninguna de ellas utiliza ningún tipo de bomba artificial, sino que utilizan un complejo sistema de riego tradicional.

Aunque todo está adornado con un montón de estatuas de los distintos dioses, el agua es el claro protagonista de este palacio. Tirta Gangga está compuesto por las palabras Tirta (Agua bendita) y Gangga (La diosa que controla el río Ganges, el río más sagrado de la India).

El agua de Tirta Gangga se considera sagrada porque proviene de manantiales naturales considerados sagrados por los balineses. Hoy en día los balineses siguen usando el agua de Tirta Gangga para algunas ceremonias tradicionales.

La visita a Tirta Gangga

Según nos bajamos de la moto, una señora nos abordó para que le pagásemos 2.000 Rp de parking. La misma señora vendía comida para peces por 3.000 Rp y nos llevamos una bolsita para dar de comer a las carpas koi de Tirta Gangga.

La entrada cuesta 30.000 Rp p.p. y al no ser un templo, no es necesario el uso de sarong.

Nada más entrar entendimos por qué se ha convertido en una de las visitas imprescindibles de Bali. Nunca habíamos estado en un sitio que diese tanto protagonismo al agua sin romper con la armonía de la naturaleza.

Estos jardines son una mezcla única de la arquitectura balinesa con la china.

Los jardines de Tirta Gangga tienen 3 niveles:

  • En el primer nivel está ese precioso estaque que tantas veces hemos visto en Instagram, con sus baldosas de piedra y con la fuente meru de 11 pisos de fondo. Fue muy divertido dar de comer a las carpas koi y recorrer el estaque de baldosa en baldosa. Un mal pie y vas al agua, más de uno salió empapado por hacer el tonto jajaja.
  • En el segundo nivel es donde están las piscinas en las que te podrás bañar pagando 10.000 Rp extra en la entrada.
  • Y en el tercer nivel sólo hay un restaurante y cuatro bungalows.

Pura Lempuyang

Tras haber disfrutado del maravilloso palacio Tirta Gangga, pusimos rumbo a Pura Lempuyang, uno de los templos más antiguos y venerados de Bali.

La historia de Lempuyang

Pura Lempuyang está dedicado al dios de la paz, y como su propio nombre indica, se encuentra en lo alto del Monte Lempuyang, a 1175 metros sobre el nivel del mar. Su nombre significa Luz (Lempu) Sagrada (Hyang).

En la puerta del Cielo de Pura Lempuyang Luhur
En la puerta del Cielo de Pura Lempuyang Luhur

El Pura Lempuyang es un complejo formado por 7 templos. Si quieres visitarlos todos, son más de 1700 escalones y se tarda unas 4-5h.

El camino va recorriendo las laderas del Monte Lempuyang pasando por todos los templos hasta llegar a la cima donde se encuentra el templo principal, el Pura Lempuyang Luhur. Esta peregrinación tiene un gran valor espiritual para los balineses.

Se dice que aquellos que posean un corazón pesado nunca llegarán a la cima, solo la alcanzarán aquellos con voluntad firme. Nosotros, con corazón pesado y voluntad blandengue, decidimos ir directamente hasta la cima en moto. Allí nos esperaba el Pura Lempuyang Luhur, el último de los 3 templos del este que pertenecen al Sad Kahyangan.

Pura Lempuyang Luhur: La Puerta del Cielo

Después de 20 min de curvas cerradas y cuestas bastante empinadas para la moto, aparcamos en la puerta de Pura Lempuyang Luhur. Asegúrate de que tu moto tenga buena potencia y frene perfectamente en las cuestas.

Para entrar en Pura Lempuyang Luhur tienes que llevar puesto un sarong y aportar una donación «voluntaria». Pero de voluntaria tiene poco porque vimos como obligaban a pagar un mínimo de 10.000 Rp p.p. a unos turistas que querían entrar de gratis. Si no llevas tu propio sarong, te alquilan uno en la entrada por 10.000 Rp.

Nosotros íbamos con nuestro propio sarong a todos lados, así que donamos 15.000 Rp p.p. y subimos unas cuantas escaleras en busca de la famosa Puerta del Cielo que tantas veces habíamos visto en Instagram.

Aunque es complicado, si tienes la suerte de que te pille un día despejado, podrás ver al majestuoso monte Agung detrás de aquella puerta.

Nada más llegar al templo principal, nos subimos a sus imponentes escaleras de dragón para contemplar aquellas espectaculares vistas. Ojo, no se puede subir por la escalera central porque sólo se utiliza para ciertas ceremonias.

Desde allí arriba se veía perfectamente la Puerta del Cielo pero algo no nos encajaba… ¿Dónde coño estaba aquel precioso lago de las fotos? Llegamos a incluso a plantearnos que quizás nos habíamos equivocado de templo.

La verdad detrás del Pura Lempuyang Luhur

Había más gente que en la guerra debajo de aquella caseta y 4-5 indonesios haciendo fotos sin parar… ¿Qué coño es esto?

Me acerqué a cotillear cómo quedaban las fotos y ver si merecía la pena hacer aquella inmensa cola. Me quedé alucinando, en su pantalla del móvil salía ese maldito lago pero levantando la mirada allí sólo había tierra.

Uno de los indonesios se descojonó viendo mi cara y me enseñó el móvil por el otro lado. ACOJONANTE, poniendo un pequeño espejo debajo de la mirilla consiguen ese efecto de que parezca que hay un lago ¡¡Ahora lo entendíamos todo!!

Bienvenido a Pura Lempuyang Luhur, el templo del postureo y una auténtica máquina de hacer dinero. Sí, aquellas fotos tan espectaculares que has visto mil y una veces en Instagram son una farsa.

Eso sí, aunque las fotos no reflejen completamente la realidad, hay que reconocer que son espectaculares. Así que compramos unos snacks, un par de cervezas y esperamos 1h a que acabe aquella maldita cola.

Al parecer tuvimos suerte, nos ha escrito mucha gente contándonos que hicieron colas de hasta 2 y 3 horas… ¡¡Qué Barbaridad!! Te recomiendo ir a primera hora para que no pierdas todo el día en una puñetera foto.

Llegado nuestro turno les dimos nuestro móvil y nos pusimos a posar como locos mientras gritaban: “Pose! Another pose! Another pose! Jump!”. Son auténticos maestros de la fotografía, van haciéndote ráfagas y sacan unas fotos realmente chulas. Menudo chiringuito tienen allí montado… Al terminar tienes que darles una propinilla, en nuestro caso fueron 15.000 Rp.

La verdad que no me arrepiento en absoluto de haber hecho aquella cola, creo que es la foto más bonita que tenemos juntos.

Taman Ujung: El otro palacio de agua

Si te sobra tiempo y te pilla de camino, puedes visitar Taman Ujungel otro palacio de agua del este de Bali.

Fue construido en 1909 por el predecesor del rey que construyó Tirta Gangga. Fue utilizado durante la colonización holandesa para recibir e impresionar a los reyes de otros reinos que visitaban a la isla.

Taman Ujung es mucho menos conocido que Taman Tirta Gangga, pero también tiene un encanto especial. Son estilos diferentes, este palacio de agua es un espacio mucho más grande y abierto que el de Tirta Gangga. Pero en este caso el tamaño no importa, si tienes que elegir, visita Tirta Gangga.

Su entrada cuesta 50.000 Rp y abre todos los días de 8:00 a 17:00.

Las mejores playas para tu ruta por el este de Bali

Las playas del este de Bali están mucho menos masificadas que las de Kuta y tienen aguas más tranquilas que las de Uluwatu.

Sin dejar de lado las visitas imprescindibles, puedes aprovechar estos días para visitar alguna de las mejores playas del este de Bali.

Playa en la zona de Candidasa
Playa en la zona de Candidasa

Bias Tugel Beach

La playa de Bias Tugel Beach está muy cerca del Pura Goa Lawah. Esto lo convierte en una opción fantástica para acabar la ruta del día 1 tomando el sol en una de las playas más bonitas de Bali.

La playa de Bias Tugel Beach es una pequeña cala en una zona bastante recóndita, para llegar hay que atravesar un sendero y caminar unos cuantos metros. Esto lo convierte en una playa poco concurrida, con aguas cristalinas, arena blanca y rodeado de una espesa vegetación. Un auténtico paraíso.

Si te sobra tiempo puedes aprovechar para visitar Blue Lagoon Beach, otra playa cercana muy chula y del mismo estilo. Ambas son buenas playas para practicar snorkel, allí mismo te alquilan las gafas.

La entrada a ambas cuesta unas 10.000 Rp p.p. aunque depende de la temporada.

Virgin Beach

La playa de Virgin Beach muy cerca del Taman Ujung, la mejor opción para acabar la ruta del día 2 con un buen atardecer en la playa.

Es una playa bastante larga de arena blanca y fina. Sus aguas cristalinas y su vida marina lo convierten en una de las mejores zonas para practicar snorkel.

Tiene un montón de warungs en primera línea de playa donde puedes almorzar o cenar con unas vistas privilegiadas.

La entrada cuesta alrededor de 10.000 Rp p.p. dependiendo de la temporada.

Amed Beach

En la playa de Amed no hay ni arena blanca ni aguas cristalinas, pero alucinas con la estampa que forma su playa con el volcán Agung de fondo.

Amed es también uno de los mejores sitios para hacer submarinismo en Bali. Además de tener mucha vida marina, aquí está hundido el USAT Liberty, un buque de carga que fue torpedeado por los japoneses en la Segunda Guerra Mundial.

Lo malo de Amed es que está en la zona norte del este de Balibastante alejado de todo lo demás. Tendrías que quedarte alguna noche más para disfrutar del submarinismo y de sus bonitas playas.

Vídeo del este de Bali

Deja un comentario